AMOR... POEMA DE DOS



Quiero perderme contigo en la oscuridad de nuestras ideas
y en el mar de tus caricias encontrar el aliento,
luego…
ahogarme con tus suspiros,
fundirme en el sol y caer como luz cálida en tu cuerpo atleta.
desterradme después para robarte un beso…
y besar cada rincón de tus gritos bebiendo de tu sed de amor
llenándote de suspiros cuando la noche se aproxime
así iluminar tus días y noches con tu sed de ser mi orilla del mar
para bañar cada escondite de tu ser…
amarte nuevamente y a cada momento,
y yo…, te mezclare de sabores al abandonarme
en cada movimiento, en cada respiro,
gritando por los poros la pasión de amarte.
mientras…
saboreare el perfume de tu piel a cada instante
deseándote cada día más…,
luego caeremos como estrellas doradas a consagrar la magia
de esta eterna espera.
será el susurro que gritara por los dos,
es poema de dulce amor…
sensaciones que dicen y desvelan nuestras almas,
amando, gritando, saboreando versos al cantar…
es por eso…
que eres la estrella de luz que ilumina mi corazón…
y por eso, esa luz inundará tu alma,
y mis manos le danzaran a tus ojos esta melodiosa canción
de eterno sentimiento…,
entre los sabores ocultos de la lejanía y del pasado,
encontrémonos…
huyamos para darnos esa oportunidad de llegar a la luna,
cargarnos de su magia y recuperar los suspiros que abandonaron
y de las palabras que se perdieron en el olvido, rescatar solo aquellas
que nos harán felices…

M. M.  y  R.  C.

UN DESEO



Regálame un beso… ¡el ultimo!
antes de perderte por completo…
regálame la dicha de sentirme en tus brazos
al menos una vez en esta vida, oh… regálame un instante…
solo un instante de tu tiempo… antes de este adiós,
amore mío… piérdete conmigo sin más reclamos,
se un solo cuerpo con el mío… une mis entrañas con tu alma…
déjame ser tu piel por un día… dime que vendrás…
solo una vez en esta vida… dame la alegría de mirar tus ojos,
dime que no fue en vano todo este silencio… dime que en tu corazón
aun guardas aquella semilla que yo sembré con amor…
dime que cuidaras y la abonaras... que echara raíces para dar una
hermosa flor...digno de este amor con tanto fervor de mi corazón…,
dime que aún hay tiempo para unirnos los dos…,
aun si muriera por tu causa… no importa…, dime que vendrás...
dime que lo harás... quiero oír que moriremos juntos los dos…,
dime… amor mío… ¡no me mates con la mudez...! dame el respiro
para decirte una vez con el llanto de mis ojos… que es por ti...
por quien yo muero..., ¡te amo…!, no me mates así… ¡aun no!
no ha terminado esta historia…sigue fluyendo con agua tan vivo dentro de mi...
como aquel ayer... cuando te dije te amare hasta el fin…,
¡oh! déjame soñar déjame unirme a tu pecho tan solo una noche...
decirte lo que significas en mi… sintiendo en mis manos el temblar de amor
como el beso de una flor a otra flor...
cada latido…
cada suspiro…
cuéntalos por mi…
y dime... dime mi amor… ¿esto no es amor?
mira los hechos de mi corazón…ellos hablan
más que mil palabras aquí…
dame un beso… uno.. tan solo uno... y dime después…
¿me dejaras partir?

 
R. C.