SUSURRO EN EL VIENTO



Una historia entre nuestros dedos
como una caricia desde lejos
endulzados por tus tiernos labios
que recorren el verbo en mi cuerpo
mas no tocan la realidad de lo
sublime de un beso.

Querubín perdido por el tiempo,
amor eterno de miles de poesías…
no olvides que esta tatuado en mi alma
el nombre aquel…
que se hecho al olvido con un susurro
en el viento.

Amor caído por los látigos del destino,
pero liberado por la vida del recuerdo…
amor sublime que se aprisiona en mi pecho
impreso dentro del cofre de mi vida…
y bajo esta sombra, tu luz…
se sujeta al despertar de la noche
dentro del día.


ROMINA CAVERO

TAN SOLO…, PODRÍA



Podría superar la calidez de una lagrima tibia
rodando por mis ojos…
podría superar hasta aquella neblina de invierno
congelándose en mi cuerpo…
podría superar la resequedad de los mil desiertos
hasta llegar a la conspiración en mi propia contra,
de ser la desentendida en el mundo.

Podría cubrir mis labios para que nadie más los deseara,
y cubrir la marcas con la obra del día a día
cubriéndolas por completo para que con el tiempo
los hoyos cicatrizasen.

O tan solo podría caminar sobre el pasto fresco,
ó aquella arena caliente…
ser invisible cuando quisiera ó tan visible
cuando todos menos lo imaginaran.

Hasta creer en el cuento del príncipe y la princesa,
ficción en la realidad…
me gustaría que alguien arropara mi alma cuando tuviera frio,
cálidas palabras…
pero no como suceso de cada día, si no de amor puro
que entrega lo que tiene sin reclamar.

Podría ahogar mi llanto para callar lo que dicta el alma,
pero muchas emociones fueron a parar al mal.
miles aprovechándose de la debilidad ajena…
y tantos esperando dar el siguiente paso
tras el hundimiento de alguno.

Como podría vivirse sin sentir,
como podría no amarse en verdad,
como podría ser vano la emoción de entregar,
si así de tanto...
hasta cala la piel del alma
cuando de verdad... se AMA.


ROMINA CAVERO.