SUBSISTENCIA



A veces el viento choca con fuerza
y forma remolinos en el mar, así es
como la ira azota con la paz, como el mar
que no siempre anda con calma, pues las olas
nunca dejan de batirse contra otras sin dejar pausas
en  alta mar... pero sujeto anda siempre
a una orilla donde encuentra su final.

Muchas veces serán suaves las palabras
que te harán llorar de felicidad,
pero también serán muchos los silencios
que harán derramar lagrimas que se entregaran
por amor, a veces no vemos una tormenta llegar
hasta que la pausa deja de sonar, y a veces
solo con una brisa suave podría dejarse
de acariciar.

Muchas veces serán tantos los golpes
que tengamos que superar para alcanzar
la felicidad, pues no hay nada que no venga
sin razón, todo tiene un propósito creado para
prepararnos a algo mejor, y mientras dura la lucha
habremos ganado la fortaleza para continuar.


ROMINA CAVERO.